LA MATERIA DEL PAISAJE | Joaquín Flores

La materia del paisaje | Joaquín Flores

Imágenes de la periferia urbana

Esta serie trata sobre la periferia de las ciudades. Este tema me
interesa porque en ese lugar de la ciudad he podido encontrar una iconografía
muy específica que retrata nuestra relación actual con la naturaleza y que
muestra nuestra cultura como una cultura del desecho, en la que los objetos de
consumo y las modas que cambian de forma convulsiva se convierten en basura a
la orilla de la ciudad y las carreteras.

Cada objeto tiene una estética propia y es testigo de su época.
Partiendo de esta idea, los escombros que van a parar a las afueras de la
ciudad son una especie de historia contemporánea, son testimonios del
pensamiento de los hombres que los crearon y desecharon. La periferia es una
zona que todo el tiempo está en constante construcción y destrucción, de tal
manera que siempre parece estar en ruinas. En ese devenir de materiales baratos
de construcción, la historia y las personas que la habitan se abandonan al
transcurrir del tiempo y de su cotidianidad.

De estos paisajes retomo elementos que llaman mi atención como
juguetes, grafitis u objetos que por su colorido rompan con el gris absoluto
del concreto, y que por su extrañeza dentro del paisaje trastoquen
simbólicamente el sentido de las escenas que retrato. No quiero pintar una
apología de la pobreza, sino más bien me interesa encontrar visiones más
inusuales y poéticas sobre la periferia de la ciudad.

Busco hacer una reflexión sobre la relación entre los individuos y su
entorno. Un paisaje erosionado por el constante cambio y el abandono es
habitado por cuerpos deteriorados y personajes psicológicamente alterados;
perros callejeros, personas vagando por caminos de terracería, reptiles e
insectos que se confunden con juguetes tirados en terrenos baldíos y que hacen
de pequeños guardianes de los escombros de la civilización. Con la intención de
acercarse a las ruinas que circundan las ciudades y que para muchos pasan
desapercibidas, esta serie es una visión sobre el paso del tiempo que va
dejando tras de sí consecuencias irremediables.


Joaquín Flores (Ciudad de México, 1989) es un pintor que se atreve a pintar el paisaje contemporáneo; explora, tensa, compensa y neutraliza estéticamente dos versiones de la imagen del vacío en el paisaje: la esfera de la vastedad natural como lugar de la reconciliación y la esfera del territorio baldío como lugar de la consecuencia (registrada en la periferia real). Flores ganó la Bienal Julio Castillo 2014 y obtuvo la beca  Jóvenes Creadores que otorga el FONCA (2014-2015). Su obra forma parte de colecciones como la Fundación Milenio, Arte Lumen, Colección Kaluz, entre otras. Vive y trabaja en la ciudad de Querétaro, donde ha consolidado su taller.

Escribe tus comentarios